Los suyos están asombrados y aliviados: cuenta la periodista María Eugenia Yagüe que la duquesa de Alba ha superado sus series problemas de salud de los últimos meses y ha vuelto a salir a la calle y lo que es aún mejor, a tener ganas de viajar.

La verdad es que pocos pensábamos en volver a ver a doña Cayetana, de 88 años de edad, disfrutando de una de sus mayores aficiones: los viajes. Pero, una vez más ha sorprendido a propios y extraños, viajando a San Sebastián, el sur de Francia – donde estuvo viendo antigüedades- o Sanlucar de Barrameda.  El médico que le reviso la válvula le dio permiso para desplazarse allí pero más difícil tiene hacer realidad sus planes de pasar unos días en Ibiza y en Marbella. Ha estado recluída muchos meses y de momento ya ha sido suficiente turismo. Pero, cualquiera sabe, porque pretende ir a Nueva York en primavera, ciudad a la que ha sido invitada con motivo de la inauguración de una nueva tienda de Porcelanosa.

Seguiremos viendo a la duquesa fuera de casa, porque ya no le importa que la vean en silla de ruedas. Ha comprendido que es más cómodo y que es mejor que vaya sentada que verla caminar con dificultad.

En cuanto a Carmen Martínez-Bordiú, no le va tan bien en el amor como a su ex marido, José Campos, ya que se ha dado un tiempo con su pareja, Luis Miguel Rodríguez, propietario de Desguaces La Torre, tras una fuerte discusión hace unos días en Palma de Mallorca, una más de las muchas que tenían. Una de los problemas de la pareja es la indefinida situacióni matrimonial de él, casado con María Asunción Fernández, que posee el 49,85% de las acciones del rentable negocio situado en Torrejón de la Calzada, Madrid. Hay mucho en juego, lógicamente, es posible que exista cierta incertidumbre por parte del empresario sobre qué va a pasar con su imperio.

Imagen: El Mundo.es

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios