Esta mañana, en El programa del verano, de Telecinco, la periodista Marisa Martín-Blázquez ha contado que la relación entre Chabelita y su madre no ha mejorado tanto como pudiera parecer.

Isabel Pantoja tiene unos días sin conciertos, y quería juntar en Cantora a sus dos nietos, Alberto y Francisquito, pero se ha encontrado con la negativa de Chabelita, que ha dejado claro que si quiere ver a su hijo, tendrá que ir a su casa. Vamos, que la chica no quiere ver Cantora ni en pintura, y como ha explicado Antonio Rossi, le ha dicho a su madre que ella tiene ya su casa y su vida, y prioriza a la que considera su familia, la de Sanlucar, donde vive.

Chabelita sí ha llevado al niño a Cantora, pero ella no ha llegado a entrar en la finca.

La verdad es que esta historia tiene más matices de lo que parece. Agustín Pantoja va a demandar a diestro y siniestro, pero ya son muchos los testimonios que señalan que la vida de Chabelita en Cantora no ha sido tan idílica como podría pensarse. Es más, aún debería haber muchos más testimonios de lo que allí sucedía, pero la joven asegura que no hablan por no contrariar a Isabel Pantoja. ¿Sabremos algún día lo que pasaba realmente en Cantora?

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios