Parece que ésta vez es la definitiva. Una lástima, Alejandro parecía un chico muy agradable y hacía muy buena pareja con Chabelita.

Dicen que hubo una gran discusión antes de la ruptura, pero lo que sí se sabe seguro es que él aprovechó la ausencia de la hija de Isabel Pantoja para recoger todas sus cosas de la casa que compartían, y regresar a Cádiz con sus padres. Cuando ella llegó, se encontró con que habían desaparecido las pertenencias de Alejandro, consola de videojuegos incluída.

En Sálvame, la periodista Lydia Lozano ha contado que a Alejandro Albalá le sentó fatal que Cristopher Mateo fuese invitado al cumpleaños de Chabelita, hace dos sábados, y aún más que ésta no se lo hubiese comentado. El ganador de Supervivientes apareció con un bolso de marca  como regalo para ella y con una botella muy buena para regalar a los asistentes, pero cuando le fue ofrecida una copa a Alejandro, la rechazó “yo no voy a beber nada de éste” dijo a una amiga de su ya ex novia.

También relataron que a ella no le hizo ninguna gracia que su novio dejase la casa y se llevase sus cosas sin dar la cara, y que llevaba días que se comportaba raro.

Por cierto, no solo sobrevuela sobre la ruptura la sombra de Christopher Mateo, sino la del mismísimo Alberto Isla, del que se dice que está cada vez más cerca de Chabelita, aunque no creemos que sea algo más que una relación más fluida tras haber llegado a un acuerdo sobre la custodia del hijo que tienen en común.

Tampoco ayudará mucho que la familia de Alejandro no aplauda con las orejas la relación entre el chico y la hija de la Pantoja.

Chabelita se ha apoyado estos días en su hermano Kiko y su prima Anabel Pantoja. Ante los medios, solamente ha dicho que “El tiempo demostrará las cosas” y algo aún más misterioso “Al final siempre tenéis razón” que les dijo a los periodistas que la seguían.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios