Desangelado y caótico bautizo del hijo de Chabelita en el que primó proteger la exclusiva que saldrá el miércoles en una revista del corazón.

Alberto Isla Pantoja ha recibido las aguas bautismales a los 4 años y 3 meses de edad, en la Parroquia de San Nicolás de Bari, en la localidad gaditana de Sanlúcar.

dulce-bautizo-chabelita

Dulce Delapiedra, niñera de Chabelita, fue finalmente la madrina del pequeño, algo que estaba claro, como ella decía, “desde que estaba en el vientre de su madre”.

Los padres llegaron por separado y ninguno llevaba al pequeño, que llegó con su abuela paterna. Nadie hizo declaraciones, es más, Alberto Isla estuvo tenso con la prensa y se notaba claramente que el único objetivo era proteger la exclusiva. Tal era el afán que se engañó a los medios sobre el lugar donde se celebraría el convite, que se celebró en el Cortijo Montana y no en la Viña Santa Petronila, como habían dicho. Puestos a pensar bien, puede ser que se haya tratado de un cambio de última hora.

Nada que ver este caótico bautizo con el de la pequeña de Kiko Rivera, en el que la venta de la exclusiva no fue obstáculo para un trato cordial con los medios

En todo caso, lo más destacado de la celebración fue la ausencia de Isabel Pantoja y Kiko Rivera, éste representado por su esposa, Irene Rosales. Está claro que los esfuerzos de Chabelita y Alberto por conseguir que acudiese la tonadillera y así revalorizar la exclusiva, además de limar asperezas entre suegra y yerno, han sido infructuosos.

Aún así, según han contado en el programa Viva la Vida de Telecinco, había preparados un par de contratos por si finalmente Isabel Pantoja o su hijo Kiko aparecían.

Como bien ha apuntado Raquel Bollo, era absurdo pensar que Isabel iba a acudir teniendo denunciados a Alberto y a Dulce.

Por cierto, Raquel matizó que no es que haya cerrado su tienda, es que ha aprovechado las vacaciones para liquidar las existencias y abrir en septiembre en otra ubicación.

La verdad es que si echamos la vista atrás, Alberto Isla y Kiko Rivera han dicho barbaridades el uno del otro en los platós. Casi resulta increíble que Kiko le hablase con tanto afecto cuando la boda garífuna en Supervivientes. ¿Qué opinará Isabel Pantoja de la buena relación – al menos públicamente- de su hijo con el padre de su nieto al que tiene denunciado?

Según contaron en Sábado Deluxe, la propia Irene Rosales creyó que el convite era en el lugar que se facilitó a los periodistas y se encontró sola en un lugar en que no había ni rastro de celebración, teniendo que llamar por teléfono para saber qué estaba pasando.

Aunque se dijo que Kiko Rivera estaba “indispuesto”, es lógico pensar que no quisiera compartir ceremonia y comida con Dulce, con la que tiene una malísima relación.

Pero, lo más destacado que contaron en el Deluxe fue que la jornada no sólo fue tensa de cara al exterior. Explicaron que durante el convite, Chabelita y Alberto ni se miraron a la cara, que él estuvo apartado de todos prestando mucha atención a una chica, lo que provocó el enfado de Chabelita y la consiguiente bronca monumental.

Comentar

Comentarios