A todos nos ha conmovido el dolor del esposo y los hijos de la duquesa de Alba en su último adiós.

Muy especialmente, el de un Alfonso Díez desconsolado, y el de los hijos pequeños de doña Cayetana. Eugenia estaba en un llanto constante, y su hija Tana otro tanto. En cuanto a Cayetano, no podía disimular su tristeza y las lágrimas asomaban a su rostro frecuentemente.

Los momentos tan difíciles vividos esta semana, le han pasado factura, y según informa Lecturas.com, ha sido ingresado en el mismo hospital donde estuvo su madre.

Las primeras horas las ha pasado en la UCI, aquejado de una obstrucción en las venas, a causa de una subida de tensión. Afortunadamente, parece que en las próximas horas va a ser trasladado a planta, para que continúe su recuperación.

Por su parte, Eugenia Martínez de Irujo ha agradecido el cariño con el que ha sido despedida su madre: “Solo quería, desde lo más profundo de mi corazón, en este momento tan doloroso para mí y para todos mis hermanos, agradecer a todas esas personas que han venido a despedirse de mi  madre, eso no se me va a olvidar nunca”.

Este gesto es muy de agradecer y ojalá sirva de ejemplo. Sin duda, esta triste circunstancia nos ha acercado más a la familia Alba y hemos descubierto a unas personas humanas y mucho más cercanas de lo que podía parecer.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios