No sabemos cuánto le habrán pagado este viernes en el Deluxe a Carmen Gahona, pero para este viaje no se necesitaban alforjas.

Había anunciado que tenía algo muy fuerte que contar sobre Lydia Lozano, y acabó echándose atrás y disculpándose ante ella, ante el asombro de Kiko Matamoros que aseguraba que Carmen le había contado cosas tremendas.

Vamos a ponernos en antecedentes: Hace pocos días, Raquel Bollo y Chiquetete se han vuelto a ver las caras pero en un Tribunal, a raiz de la querella criminal interpuesta por el cantante contra la colaboradora de Sálvame. ¿Por qué? todo empezó en 2011 cuando Raquel contó que en 1998 sufrió un aborto por la paliza que le propinó Chiquetete, extremo que reiteró posteriormente en más ocasiones, lo que motivó la querella del que fue su marido por injurias.

Una sentencia desfavorable para Raquel, significaría dos años de cárcel, aunque se supone que no tendrá que ingresar en prisión, pero sí conllevaría dos años de inhabilitación que la alejarían de cualquier medio televisivo o escrito. Además, la querella se extiende a la productora de Sálvame y Telecinco, y se han tenido que depositar 700.000 euros de fianza.

Si nos atenemos a lo que hemos leído y escuchado en algunos medios, Raquel no lo tiene muy bien, porque aunque Raquel sí sufrió un aborto por esas fechas, no existe ningún informe hospitalario que avale que fue motivado por una agresión. Al parecer, se registró como un aborto común. Además, es que el hospital tendría que haber denunciado inmediatamente si hubiese sido como dice Raquel.

En este punto es en el que sí Carmen Gahona ha aportado algo de información, asegurando que los testigos que ha presentado Raquel han acabado negando que hubiese agresión física, y han declarado que la pelea fue sólo verbal.

Entonces, conectaron con Raquel Bollo, que estaba recibiendo un premio en Sevilla por su promoción de la moda sevillana. Carmen no quiso estar presente porque no estaba en contrato hablar con una persona de la que dijo que “tenía ganas de cogerla por el cuello y ahogarla”.

Raquel, muy tranquila y segura de sí misma, explicó que si fue a Algeciras cuando ocurrió la supuesta agresión, fue porque no quería que se enterasen sus padres, y acudió a un primo hermano de Chiquetete que la llevó al hospital. Añadió que el aborto no fue inmediato, que la mandaron a casa con reposo absoluto, que se quedó en casa de ese primo de su marido, y que fue unos días después cuando se produjo la hemorragia.

No es la única causa pendiente de la ex pareja. Raquel Bollo demandó a Chiquetete por no pasar la manutención a sus dos hijos, y ahora una sentencia obliga al cantante a abonar todo lo que debe más intereses, 60.000 euros en total. Él ha recurrido porque no puede hacerse cargo del pago, señalando que tiene sólo 800 euros de pensión. Si el recurso no prospera, el cantante ha declarado que intentará buscar el dinero como sea y si no lo consigue, tendrá que ingresar en prisión.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios