Ya sabemos por qué Rocío Flores y su madre, Rocío Carrasco, no han vuelto a verse y es algo que no imaginábamos.

La bomba la soltaba esta tarde de sábado Isabel Rábago en el programa Viva la Vida de Telecinco. Se hablaba de la victoria judicial de Antonio David Flores frente a Rocío Carrasco y la periodista Pilar Vidal matizaba que esto no ha terminado ya que Rocío ha recurrido y que está dispuesta a llegar al Tribunal de Estrasburgo.

La hija de ambos, Rocío Flores, mostraba su alegría en su Instagram, anunciando que por fin había acabado la pesadilla y que daba por finalizada la etapa más dolorosa que había tenido “ya puedo dormir tranquila sabiendo que mi padre va a dormir con nosotros todos los días” y le daba la enhorabuena por “esta batalla ganada, las más frívola y dolorosa”.

Recordemos que Rocío Carrasco pide cárcel para él por malos tratos y secuestro de menores, y que la familia de ella ha tomado partido públicamente por Antonio David. Aún así, Pilar Vidal asegura que Rocío no está sola, que tiene a su lado a un hombre cariñoso y atento, y que tiene además muy buenos amigos y primas en Chipiona que la quieren mucho.

Asegura Pilar Vidal que Rocío Carrasco lo está pasando muy mal, que tiene depresión, que no puede estar con más gente y que está en tratamiento. Por ello, cree que todos, incluso su hija, deberían ser “más cuidadosos con este tema”.

Fue al recordar Pilar Vidal que Rocío no había hablado mal nunca, que de hecho ni siquiera había hablado de nada de esto, cuando la periodista Isabel Rábago, reveló algo que aparece en la sentencia pública, y que da un giro inesperado a este ya de por sí triste y desagradable asunto:

“Hay un episodio entre madre e hija que acaba en unas diligencias, que acaba delante de un juzgado y que hay una condena que no es precisamente para Rocío Carrasco, que será para la otra persona, y que hay unas condiciones que impiden legalmente que madre e hija estén juntos”.

Isabel Rábago ha explicado que Rocío Carrasco se ha callado todo por defender a su hija, y cree la periodista que ya es hora de que sepamos qué ocurre realmente en esta historia. Puede contarlo porque la sentencia es pública.

Pilar Vidal ha añadido que con el otro hijo en común, David, no existen estas circunstancias y sí fue invitado a la boda, y de hecho ya tenía el traje “que cuente el padre por qué le cambia el mes de visita que tenían acordado”.

Sin duda, esta información de Isabel Rábago va a ser uno de los asuntos más comentados los próximos días.


Imagen: twitter.com/VivaLaVidaT5

Comentar

Comentarios