Belén Esteban explicó en Sábado Deluxe el resultado de la subasta de la casa de su ex representante

No era fácil explicar cómo se había desarrollado la subasta de la casa de Toño Sanchís, pero Belén Esteban lo logró finalmente.

Durante la subasta, los abogados usaron la estrategia de pujar por la casa para así subir el precio de venta y tratar de recuperar el mayor dinero posible de los 600.000 que le debe Toño a Belén.

Las pujas de Belén obligaban a la otra persona que estaba pujando – que se sospecha que era el propio Toño a través de un testaferro – a subir la cantidad que ofrecía, hasta los 376.000 euros.  

Quién haya comprado la casa, tiene hasta el 15 de abril para depositar el dinero. Si no fuese así – como creen los abogados de Belén-, la casa pasaría a Belén por la última puja que hizo, 375.000 euros.

El experto en subastas Tristán el Subastero, ha señalado que si es Toño el que ha pujado por la casa, habrá sido movido por la rabia, ya que no puede ser peor negocio, ya que el precio es muy superior al valor de la casa en el mercado.

Teniendo en cuenta que queda de la hipoteca más de 250.000 euros, Belén tendría que vender la casa por más de 600.000 euros, lo que no va a ser fácil, como apuntó Gema López, aunque Belén asegura que no tendría que ser tanto porque puede ahorrarse una parte, aunque no explicó cómo.

El pasado jueves, Kiko Matamoros acusó a Belén Esteban de no querer hacer público el pacto que le propuso Toño para evitar la subasta de su casa. Pues bien, Belén no tuvo inconveniente en contar en qué consistía este “pacto” que nadie en su sano juicio hubiese aceptado:

Toño le proponía pagarle 400.000 euros de lo que le debe – eso conllevaría perdonarle 200.000-  en cuatro años y encima que Belén tuviese que firmar un documento en el que se comprometía a no emprender acciones legales si no recibía el dinero. De locos.

La princesa del pueblo también ha anunciado que va a iniciar un proceso penal contra Toño Sanchís y seguramente también contra su mujer.

Los delitos por los que podrían ser procesados son:

Falsedad documental

Delito contra la Hacienda Pública

Delito de administración desleal

Delito de apropiación indebida

El proceso podría durar entre dos y cuatro años, y se podrían pedir hasta 23 años de prisión.

Belén explica que su intención no es hacer daño, que lo hace por dignidad, ya que él ha ido a televisión durante dos años a poner verdes a su familia y a ella.  

También ha contado que el dinero que va a recibir, sea vendiendo la casa o directamente con el ingreso de la cantidad por la que pujó la persona de la que se desconoce su identidad, terminará de pagar su casa de Paracuellos del Jarama, ya que el préstamo que pidió para pagar a Hacienda ya lo ha liquidado.

Para pagar a Hacienda, además del préstamo, Belén tuvo que vender el piso que compró con su padre, y que iba a ser para su hija.

Además, Belén ha relatado, emocionada, que los padres de su pareja también se ofrecieron a ayudarla económicamente, pero ella se negó.

Comentar

Comentarios