Por muchos varapalos que se haya llevado Belén Esteban en su vida, pocos le habrán dolido tanto como este desengaño que le afecta en lo profesional y en lo personal.

Y es que, Toño Sanchís ya no es el representante de Belén Esteban. La princesa del pueblo, encargó una auditoria al entender que estaba ingresando poco dinero para lo mucho que estaba trabajando, y los resultados han reflejado un desajuste importante cuyo responsable no sería otro que el que ha sido la persona de confianza de Belén desde hace muchos años.

Belen-Esteban-partido-cuerpo-corazon_MDSVID20151201_0135_10

Belén Esteban aparecía en el Sálvame de este martes 1 de diciembre, visiblemente triste. Cuanto le preguntaban qué le ocurría, y si había alguien muy cercano a ella que la había engañado emocional y economicamente, contestaba que hablaría cuando llegase el momento, pero a ver que no arrancaba, fue Mila Ximénez la que, con el nombre de Toño Sanchís ya en la mente de todos, exclamaba “estamos hablando de muchísimo dinero y muchísimo daño emocional, estamos hablando por encima de un millón de euros”.

Belén insistió en que no podia hablar por consejo de sus abogados, pero sí señaló que “la avaricia rompe el saco” y que le habían partido el corazón. Añadía que, cuando tuviese papeles y documentos que han visto sus jefes “voy a contar todo, y se va a caer Telecinco“.

Al parecer, Toño Sanchís ha estado filtrando información sobre Belén Esteban a espaldas de ésta. Además, la auditoría ha demostrado que Belén tendría que haber estado cobrando infinidad de facturas por programas en los que ha trabajado desde 2010, y de los que no ha visto un duro.

Un ejemplo que puso la colaboradora de Sálvame encima de la mesa, fue cuando Toño se sentó en el Deluxe para hablar de sus adicciones cuando ella estaba en tratamiento, y no le dio a ella ni un euro de esa entrevista.

Salvame-Belen_Esteban-Mila_Ximenez-Tono_Sanchis_MDSVID20151201_0131_10

La madre de Belén Esteban llamaba al programa para apoyar a su hija y dejar claro que la estaban advirtiendo pero que no hacía caso.

Rafa Mora también entraba por teléfono para contar que Toño le dio la espalda cuando más lo necesitaba, y que aunque no va a decir que le haya estafado, sí tiene claro que para él sus representados “somos un producto” y que cuando no le salen los números, se aparta.

Rafa soltaba una verdadera bomba cuando aseguró que Toño no dejó de representar a Olvido Hormigos, como le exigió Belén, simplemente llegó a un acuerdo con otra persona y se reparten el 20% de comisión.

Kiko Matamoros, socio y amigo personal de Toño Sanchís,  era el único que le otorgaba el beneficio de la duda “piensa que es todo es un malentendido y que todo tiene una justificación”.

El portal Vanitatis se ha puesto al habla con el ya ex representante de Belén y éste ha desmentido tajantemente que haya estafado un millón de euros o que le deba dinero a nadie.

Considera Toño que lo que se hizo en Sálvame fue “un atropello y un linchamiento” que se ha puesto en entredicho su profesionalidad y que lo que se dijo afectaba a su prestigio como representante.

Considera Toño que tiene una conversación pendiente con Belén Esteban y que está seguro que se aclarará todo.

No sabemos cómo acabará esto, pero son muchísimos los famosos representados por Toño Sanchís, como Terelu Campos, Ylenia Padilla, Dani Martín, Boris Izaguirre... y muchos más.

Lo que está claro es que Belén tiene que esta realmente hundida, porque ha depositado su confianza en él desde hace muchos años, lo consideraba un hermano, e incluso le tenía en su testamento. Veremos cómo sigue esto, pero va a ser muy desagradable.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios