Con bastante mejor aspecto que en otros veraneos, vemos a Belén Esteban disfrutar de sus habituales vacaciones en Benidorm, junto a su hija Andrea.

También su pareja, el conductor de ambulancias Miguel Marcos, ha estado unos días allí, y parece que la relacion va viento en popa. Ya viven juntos, en la casa de Belén en Paracuellos del Jarama,

No hay duda que Belén ha dejado atrás la mayor parte de los problemas que le hacían estar siempre a la defensiva, actitud que había logrado acabar con la paciencia de sus compañeros, y de muchos espectadores, que se estaban cansando de su susceptibilidad y su mal carácter. Ahora, son ellos, sus propios compañeros de Sálvame, los que ratifican este cambio. Kiko Matamoros ha reconocido que era complicado trabajar con ella, y Kiko Hernández ha señalado que “Hemos ganado a un compañera generosa, la otra Belén está muerta. Ahora se ríe y nos escucha”.

Como las cosas también han mejorado con Jesulín, ya que Andrea ha pasado unos días con su padre, está claro que Belén está pasando por uno de los mejores momentos de su vida, y debe aprovecharlo al máximo para establecer definitivamente, los cimientos de su futuro, dejando atrás todo lo malo y centrándose en todo lo bueno que tiene ahora. Todo lo que ha conseguido. Que es mucho.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios