Feliciano López está pasando por uno de los mejores momentos de su carrera como tenista, aunque en lo personal atraviesa por su ruptura con Alba Carrillo.

A sus 34 años, Feliciano López lleva un año plagado de éxitos deportivos, el más importante, el Roland Garros en dobles junto al barcelonés Marc López. Es el número 21 del ranking de la ATP y ha ganado en lo que llevamos de 2016, unos 900.000 euros, casi 150 millones de pesetas. Eso sin contar sus eventos publicitarios, promocionando productos cosméticos o perfumes.

Pero, parece que todo este montante no se va a mover de la cuenta del tenista, a pesar de haber iniciado su proceso de divorcio de la modelo Alba Carrillo. Resulta que, aunque el régimen por defecto en la comunidad de Madrid, es el de gananciales, Feliciano y Alba se casaron en el régimen de separación de bienes, por lo que lo ingresado por el tenista durante el matrimonio es suyo y viceversa. No pueden reclamarse nada. así que, como explican en lavanguardia.com a la modelo le van a quedar sólo las fotos y los recuerdos.

El divorcio de Alba Carrillo y Feliciano López

Alba Carrillo no podrá pedir ninguna pensión compensatoria, y sólo si ella demuestra que ha abandonado su carrera profesional para acompañar a su marido en sus viajes, tal vez le sería otorgada una pensión muy pequeña durante un corto espacio de tiempo, y aún así, no es probable que la consiguiese.

Sólo hay un resquicio por el que la modelo podría obtener algo de su divorcio. Al parecer, ella puso una cantidad para levantar una casa en un terreno que compró el tenista. Habría que ver qué porcentaje le corresponde de la vivienda en el Registro de la Propiedad. En el caso de que ella apareciese como titular, lo normal sería que él le recompre su parte o que, directamente, pongan a la venta la casa.

En todo caso, han sido tan sólo once meses de matrimonio, ni tan siquiera han llegado al primer aniversario de boda. Sobre las razones que han podido motivar esta separación, el periodista Kike Calleja ha señalado en Sálvame que Alba ya quiso suspender la boda antes del enlace, ya que la familia del tenista “se metía por medio” y que después la convivencia no fue buena, en parte por la disciplina que tenía Feliciano por su condición de tenista de élite.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios