Carlos Lozano no perdona la ambigüedad de Miriam cuando él entró en la casa, que no le dijese claramente si seguía con él o Hugo Castejón la esperaba fuera.

Carlos Lozano ha comenzado la entrevista confesando que está mal, que se le nota en la cara que no duerme y que él no hubiese querido estar nunca en esta historia, en la que está porque le dejaron públicamente y la otra señora va contando cosas que no son ciertas. Dice que no puede estar en su casa mientras veo cómo mienten en muchas cosas.

“Yo vengo a contar la verdad y que luego cuando salgan la señorita Miriam y la señorita Mónica, que las entrevistareis, que digan si es verdad o mentira”. Dice que cuando conoció a Miriam era una chica de 20 años encantadora, que estaba en la Universidad, que quería ser actriz y que cuando veía programas de corazón en la tele decía “qué vergüenza que la gente pueda ir a hablar de esto”.

Cuando llegaron a España, fueron a la Universidad pero “ella decidió hacer el curso de Sálvame. Yo ya la vi el cambio ahí”. Antes de venir, ella, le confesó que había firmado dos contratos con una revista, que justificaba alegando que no sabía lo que firmaba. Carlos fue a su abogado y les montó un pollo a los de la revista acusándoles de engañar a una pobre chica. Tanto que al final la revista se echó atrás.

Afirma Carlos que Mónica cambió totalmente cuando él no quiso formalizar la relación, algo que a ella le hubiese facilitado los papeles pero que él veía precipitado, siendo que podían viajar y trabajar donde quisieran. Ella comenzó a salir con amigas hasta altas horas de la noche y a él no le parecía ya una relación de pareja.

Lo que ha sentado muy mal a Carlos es que ella afirme que llevan ocho meses separados, cuando ella, tras salir las fotos con Hugo Castejón, fue a su casa y delante de toda su familia le pidió perdón y diciéndole a su madre “yo amo a su hijo”. La madre del presentador no la creyó, porque además está muy dolida por cosas que ha dicho de él, como que es tacaño “cuando soy la persona más espléndida con ella y con todo el mundo”. El caso es que Carlos asegura que ha estado con ella hasta que ha entrado a GH VIP.

lozano-deluxe-2

Pronto Carlos soltó una de las bombas de la noche: recientemente, estando en Perú, Miriam le comunicó que estaba embarazada – perdió al niño- y Carlos tuvo dudas de si sería suyo o de la otra persona con la que estuvo, aunque ella lo niega.

Carlos entró en la casa con toda la buena fe pero no encontró la respuesta que esperaba de Miriam. Mientras, Hugo Castejón no deja de provocar con mensajes, según Carlos, “ni come ni deja comer”. Vamos, que no sabe si ha estado o aún está con él y si así fuese, no la perdonaría.

Entonces es cuando ha entrado Hugo Castejón por teléfono a decirle a Carlos que es un falso, que fue a Guadalix a arrastrarse, que le rechazaron y que ahora va al Deluxe a poner “a parir” a todo el mundo. Le ha desmentido que hablase mal de Miriam a Kike Calleja en un restaurante, sin saber que el abogado de Carlos estaba oyéndolo todo, y le ha dedicado adjetivos como “montajista”, “mentiroso” “indigno” y “cobarde”. Carlos tampoco se ha quedado corto al calificar a Hugo.

Hugo ha dicho en la llamada que Carlos es incapaz de asumir que a la mujer a la que ama le guste otro. “Es capaz de hacer maniobras muy oscuras para evitar que se pueda materializar algo en ese sentido, cosas que cuando salgan a la luz se le va a caer la cara de vergüenza” añadiendo que no tiene la hombría suficiente para asumir que ya es el ex de Miriam. Sin embargo, Hugo no ha querido confirmar si tenía una relación con Miriam. Ha finalizado con comentarios sobre el trabajo como presentador de Carlos, que no sólo no venían a cuento sino que no tienen ni pies ni cabeza.

Carlos se siente vapuleado, decepcionado, engañado y también enamorado. Considera que Miriam ha jugado con su corazón, “yo le dijo que aprovechase el concurso para convencer a Mónica de que nos dejase en paz” y no ha hecho nada de eso.

“Si no me amas, dímelo para que pueda seguir con mi vida” pide Carlos a Miriam, aunque lo único que ha hecho la venezolana es aumentar su confusión, al decir ésta anoche mismo en el reality “no podría estar con nadie en la casa, mi cabeza y mis sentimientos están en otro sitio”. 

Por último ha enviado un mensaje a Mónica Hoyos disculpándose por las formas que utilizó el otro día, pero pidiéndole que le deje vivir su vida como él deja que viva la suya “hay que dejar que las parejas que se separan puedan rehacer su vida”.

También tenía un mensaje para Miriam “te he amado con locura, ahora soy tu ex, te deseo que te vaya bien y seas muy feliz, pero cuidado con este señor” refiriéndose a Hugo Castejón.

 

Comentar

Comentarios