Alejandro Albalá ha salido muy beneficiado de su polígrafo Deluxe, ya que quedaron desmentidos todas los rumores que habían surgido sobre él.

Aunque el polígrafo determinó que Alejandro estaba obsesionado con la televisión y ser famoso – él matizó que no era obsesión-  también dictó que decía la verdad cuando el joven aseguró que no quería estar con Sofía por el dinero que había ganado en Supervivientes.

Alejandro desmintió que se hubiese gastado 90.000 euros en un coche “es de segunda mano y me ha costado 5.000 euros dando mi coche”

Mientras Alejandro se sometía al polígrafo, Maite Galdeano bajaba a sus dos rottweiler a pasear y el programa conectó con ella. Fue sin duda la conexión más surrealista que ha vivido el Deluxe en su historia. Lo mejor es que la vean en este vídeo pero para que se hagan una idea, el reportero Antonio Lleida acabó paseando a los perros.

Maite, que dijo estar amargada y con una fuerte depresión, en parte porque Sofía no le hace ni caso desde que llegó a España, reconoció que no le gusta nada Alejandro Albalá porque está escuchando que ha estado con otras chicas en la feria y que Sofía se ha enterado que estuvo con una mujer en Benidorm. Ahí sí que Alejandro se desesperó, porque se trata de la mujer de su representante y éste estaba delante. El joven no entiende el machaque, que no le den un voto de confianza y que tenga que estar dando explicaciones continuamente.

También acusó al chico de haber hackeado el móvil de Sofía, algo que él negó, matizando que sí le había pedido al periodista Jordi Martín si podía saber si Sofía se había wasapeado con Hugo Paz, pero que finalmente decidió confiar en ella.

Antes, Alejandro había reconocido, aunque con mucha prudencia, que Maite se paseaba sin ropa por la casa y que se le había insinuado “pero en plan de broma”. También que se había metido en la cama con ellos “pero de día, para hablar, la puerta estaba abierta”. Durante la conexión, Maite no lo negó “en mi ático hace muchísimo calor y voy en bikini” pero ninguno de los dos le dio mayor importancia.

Finalmente, Maite le preguntó a Alejandro qué se proponía con su hija y él contestó que la quiere y su intención es estar con ella.

Alejandro dice la verdad cuando asegura que no está detrás de la grabación en la que se ve a Chabelita en la feria con Tony Casetas y le consta que le fue infiel a Alberto Isla. Cuando la vio “roneando” con Tony, aunque le dio igual, sí reconoce que no entendía cómo podía estar haciendo eso habiendo expulsado esa noche a Alberto de Supervivientes.

Contó Jordi Martín que estando Chabelita en Cuenca con Christopher Mateo sacándose el carnet de conducir, ella le llamó para que fueran a fotografiar cómo recogía Alejandro sus pertenencias tras ser éstas arrojadas a la calle.

Alejandro no se perdonará nunca haber estado tres meses sin hablar con su madre porque Chabelita se lo prohibía “aunque un día la llamé a escondidas”.

Cree Alejandro que Alberto Isla sigue con Chabelita porque “es un chollazo” y que cuando gane el dinero suficiente él la dejará. Además, está seguro que se acuerda de él estando con Alberto y reconoce haber estado muy enamorado de ella “aunque ahora me es indiferente, es como si no existiera”.

Entonces, Dulce, que estaba sometiéndose a un test de inteligencia, entró para decirle a Alejandro que “el chollazo es tuyo. Alberto es el padre de su hijo, y Alejandro un mantenido que lo único que hace es jugar a la Play y ahora arrastrarse con la otra”. Añadió que ahora Alejandro ha conseguido lo que quería, está aprovechando el momento y “arrastrándose como una babosa”.

Jordi Martín asegura – y Alejandro lo confirma- que tiene un audio de Alberto Isla llamando “hija de la gran p…” a Chabelita.

Cuando llegó el momento de las preguntas clave, si se había morreado con otra en una feria o si le había sido infiel a Sofía mientras ésta concursaba en Supervivientes, Alejandro lo negó todo y el polígrafo determinó que decía la verdad. Lógico que no entienda el machaque al que ha sido sometido sin haber hecho nada.

Alejandro recordó que lo que había ocurrido es que Rafa Mora le llamó de madrugada y contestó una chica, pero que tenía una explicación: Alejandro le había dejado su móvil a Suso porque éste se había quedado sin batería.

El periodista Jordi Martín afirmó que tenía mensajes de Sofía en los que decía que había dejado a Alejandro hace dos días y que no quiere saber nada de él.

Le duele mucho a Alejandro que Sofía confíe más en la gente de fuera que en él, y que haya desconfiado de él hasta el punto de llevar tres días sin poder hablar con ella. De ahí que piense que lo que ocurre es que Sofía está buscando una excusa para dejarle.

Alejandro reconoce que aunque ha perdonado a Sofía su tonteo con Logan, le cuesta olvidar cuando ve alguna imagen en televisión o redes sociales, y tiene claro que si no hubiese habido cámaras, habrían acabado teniendo relaciones íntimas.

Comentar

Comentarios