Muy pocos podíamos imaginar que Ares Teixidó podría acabar contando su relación con David Bustamante.

Es posiblemente una de las portadas más sorprendentes de los últimos tiempos. La exclusiva de Lecturas no deja indiferente. Ha pasado ya casi un año desde que negaba por todos los medios tener una relación con el cantante, y reclamaba que la dejasen en paz. Casi habíamos olvidado este asunto, cuando ella misma lo ha vuelto a traer a primera línea de la actualidad.

Ares Teixidó, que fuese la sexta expulsada de Gran Hermano VIP 2015 y colaboradora de varios programas de televisión, ha decidido comenzar a cuidarse porque su cuerpo había llegado al límite. Le han diagnosticado una Diabetes tipo 1 que requiere insulina y por la que ha llegado a estar al borde del coma diabético.

En el deterioro de su salud algo ha tenido que ver que saliese a la luz su relación con David Bustamante. Lo que era algo bonito se convirtió en un maltrato como mujer y como profesional por parte de los medios, según sus palabras.

Se conocieron el 14 de septiembre de 2017 en la fiesta de Telemadrid, y desde entonces no se separaron. Vivían su relación esencialmente en la casa de ella, y cuando salieron de casa, para coger un AVE, hicieron como que no se conocían, algo que en esos momentos les parecía un juego muy divertido.

Incluso, después de que su relación saliera a la luz, se las arreglaban para seguir viéndose sin que los pillaran. Precisamente, vieron juntos en la cama a través del móvil, la portada en la que se desvelaba todo.

Le dolió mucho a Ares que se la acusase de haber filtrado la relación a la prensa, aunque David nunca dudó de ella. En cuanto a que David la negase, Ares puntualiza que lo hicieron los dos y que ella nunca hizo nada que no quisiese hacer.

Ares sabe que lo gestionó mal y que le afectaban tanto las críticas que la señalaban como “una fresca que persigue a cantantes” teniendo su carrera desde hacía muchos años, que muchas noches se ponía a mirar billetes para irse a vivir a Miami.

Ares asegura que ayudó a David a buscar su ático, le dio ideas para decorar y le compró alguna cosa “muy chula”. Dice seguir queriéndole mucho y dice de él que es “un niño chico, muy cariñoso y muy noble, le disculpas muchas cosas porque es un tipo bueno a rabiar”.

En todo caso, David niega ahora también a la que, a todas luces, parece su pareja, la bailarina Yana Olina. La presentadora entiende que si recién separado y con 36 años tuviese que decir todas las chicas con las que está, no acabaría.

Sobre el fin de su relación, ocurrió de manera paulatina, no hubo un adiós, frenaron su relación en febrero pero aún estuvieron juntos a escondidas este mes de junio cuando él fue a dar un concierto en su pueblo. “No ha pasado nada entre nosotros, nos hemos enamorado cada uno por su lado”.

¿Cómo le ha sentado a David que Ares se decida ahora a hablar sobre una relación que ambos negaron en su momento? Pues, mal. De hecho, en semana.es podemos leer que los abogados del cantante estudian emprender acciones legales y la redacción de un comunicado dejando clara su postura ante estas declaraciones.

 

Comentar

Comentarios