Tras el paso atrás de su todavía marido, Arantxa ha comprendido que es el momento de contraatacar y poner el tanteo de este partido a su favor.

Este martes, 27 de febrero, Josep Santacana tenía que entregar toda la documentación financiera y hacer una declaración jurada, pero un día antes, retiró la demanda que había puesto para no tener que aportar esos documentos.

Antes, ya se había presentado en casa de Arantxa, exigiendo hablar con ella. Su actitud provocó, según la tenista, temor en sus hijos y por ello solicitó una orden de protección que aún no ha sido aprobada.

Como el que algo esconde, algo teme, la tenista ha decidido contraatacar y ser ella ahora la que demanda a Santacana. Su abogado está preparando las acciones legales pertinentes para saber dónde está y quién tiene su dinero.

En la demanda, se señala que “Los activos conyugales y los pasivos, deben dividirse equitativamente” que Arantxa conservará el domicilio conyugal y que “Durante el matrimonio, el marido ha administrado y controlado los activos y asuntos financieros de las partes. El esposo es culpable de la mala conducta de la economía familiar”. 

Concretamente, se va a demandar a siete sociedades que Santacana creó mediante un testaferro, Jorge Guirian. Mediante estas sociedades, se podrían haber desviado fondos de la fortuna de la tenista, varios millones de euros, según su abogado.

Pero, parece que Santacana se ha curado en salud, y según informa el periodista Saúl Ortiz en mujerhoy.com ha solicitado una orden de protección para que el secreto profesional prevalezca frente a las necesidades de Arantxa, lo que conllevaría que Guirian no se vería obligado a entregar documentación que pueda comprometer al todavía marido de la tenista.

En elpais.com se habla de “Santacana, el hombre que dinamitó la vida de Arantxa”. Un joven empresario del que los hermanos Emilio y Javier Sánchez Vicario desconfiaron desde el primer momento. Sus sospechas se vieron refrendadas por el informe del detective que contrataron.

Se da la paradoja de que la tenista huyó de alguna manera del supuesto control que ejercían sobre ella sus padres, para pasar a ser controlada por su marido. De hecho, el libro en el cargaba contra sus progenitores fue idea de Santacana. Si vemos imágenes de declaraciones del matrimonio, podemos darnos cuenta de que Arantxa busca con la mirada su aprobación y él en cuanto puede toma la palabra .

Ahora, la tenista parece tomar las riendas de su vida por fin, y le acusa de aprovecharse de su confianza para quedarse con su patrimonio. Incluso Santacana estaría ahora viviendo con su nueva pareja en un apartamento comprado por Arantxa. 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios