La ex tenista Arantxa Sánchez Vicario ha firmado la paz con sus padres, pero sólo legalmente. Han llegado a un acuerdo que relatamos a continuación.

La ex tenista, ha llegado a un acuerdo extrajudicial con sus padres, y ha accedido a retirar la querella que había interpuesto contra ellos por haberla arruinado.

El acuerdo, firmado por las dos partes (por un lado Arantxa y su marido, Pep Santacana, y por el otro, Emilio y Marisa, los padres de la ex tenista) tiene como protagonistas a dos casas, y consiste en lo siguiente: el piso de grandes dimensiones en la avenida Diagonal de Barcelona, donde viven desde hace años Emilio y Marisa, pasará a manos de Arantxa cuando fallezca su padre, que tiene alzhéimer. Cuando esto suceda, la madre tendrá un máximo de tres años para abandonar la vivienda.

La otra vivienda en cuestión es el apartamento donde ellos pasan las vacaciones, en Sant Pol de Mar, Girona. Se comprometen a abandonarlo el próximo mes de octubre, y pasará también a manos de Arantxa, que pretende usarla para hacer frente a las deudas que aún tiene con Hacienda.

Recordemos que, en 2012, la que ganase Roland Garros en tres ocasiones, denunció a sus padres, su hermano Javier, su abogado y su gestor, por haberse apropiado del dinero que ganó durante su carrera deportiva.

Arantxa explicó que ella se limitaba a jugar al tenis y tenía plena confianza en su padre y su abogado. Pero, el mazazo llegó en 2003, cuando se vio envuelta en un delito de fraude fiscal por el que fue obligada a pagar 5,2 millones de euros, y vio que no tenía patrimonio para hacer frente al pago de sus responsabilidades con la justicia.

Quiero que mi familia me explique por qué tengo tantas deudas. Hacienda y Luxemburgo me reclaman cantidades que no puedo pagar” declaraba la ex tenista.

Así pues, se ha llegado a un acuerdo legal, pero Arantxa sigue convencida de que sus padres le han llevado a la ruina económica, y aunque no va a seguir adelante con la querella, no retira las acusaciones contra ellos.

Vía | elpais.com

Imagen: lexpress.fr

Comentar

Comentarios