Parece que va amainando la tormenta de la supuesta infidelidad de Kiko Rivera durante una despedida de soltero en Punta Cana.

En un vídeo se podía ver a Kiko entrar en una “cabaña” – lugares que en aquellas tierras se alquilan por horas, acompañado de dos señoritas. Cuando le preguntaron por la cuestión a su salida de Gran Hermano Revolution, se vio claramente que le había pillado desprevenido y no sabía por dónde salir. Su reacción fue abandonar el plató en el intermedio, sin llevar a cabo la actuación musical que tenía prevista.

Después el matrimonio Rivera-Rosales ha proclamado la solidez de su amor en las redes sociales, y lo felices que están esperando la llegada al mundo de su segunda hija en común.

Antena 3 nos sorprendía esta semana anunciando que Kiko Rivera será la estrella invitada en la novena gala de Tu cara me suena el viernes día 24 de noviembre a partir de las 22:00 horas. Será David Amor el encargado de imitarle en el escenario y podrá compartir su preparación con el cantante en el  “Training Vip”.

Kiko Rivera, que acaba de estrenar videoclip, ha sido demandado por el empresario Carlos Poveda por no presentarse a un evento que tenía contratado como DJ porque “se había dormido”. El empresario le pide 2.000 euros por el caché y 12.000 por los gastos ocasionados.

En otro orden de cosas, durante la presentación de una campaña de moda, Jessica Bueno, madre de Francisco, el hijo mayor de Kiko Rivera, declaró que no le apetece mucho hablar sobre cómo está su relación con su ex, que prefiere que las cosas fluyan solas y que le desea lo mejor.

Jessica contó que está feliz junto al futbolista Jota Peleteiro, jugador del Birmingham City, con el que tiene un hijo en común. Apartada de su profesión por voluntad propia, asegura haberse adaptado perfectamente a la vida en Inglaterra. 

Respecto a su madre, Isabel Pantoja, mucho se está hablando sobre el declive de su carrera. La expectación que se creó con su reaparición en Aranjuez, en noviembre del año pasado, se diluyó rápidamente. La gira latinoamericana no fue lo bien que se esperaba. El fallecimiento de Juan Gabriel fue un golpe inesperado y además se suspendieron los conciertos en Miami y Florida a causa de los huracanes. Los conciertos de Murcia y Barcelona estuvieron a punto de suspenderse y tuvieronque rebajar el precio de las entradas al 50%. Para el de Sevilla, que era la cita más esperada, sus hijos hicieron un llamamiento en las redes para animar a la gente a que acudiese, pero eso no evito que el estadio de La Cartuja, con capacidad para 60.000 espectadores, sólo reuniese a 14.000.

Casi cuatro meses después, Isabel Pantoja ha actuado en Bilbao ante unos 4.500 espectadores. El lugar tenía un aforo más limitado, 10.014 personas. Eso sí, quienes estuvieron allí y la crítica, se rindieron ante su oficio, su arte y su calidad innegable como artista, además de elogiar la elección de los músicos y la excelencia en general que rodeó a la tonadillera.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios