Dulce ha acudido al Deluxe para defenderse de las declaraciones de Alejandro Albalá en el programa hace dos semanas.

“Lo que más me molestó es que dijese que me mantenía, cuando él siempre ha vivido de Isa” ha contado Dulce, que asegura que el chico nunca ha trabajado y que Chabelita ha sido la que ha pagado todo durante su convivencia con él. Es más, cuando Alejandro concedió una entrevista y Chabelita le pidió que aportase algo a la casa, él se mostró reacio.

Duce asegura que Alejandro se había acomodado a esa vida en la que ni trabajaba ni estudiaba y considera que era tóxico para Chabelita, además de obsesivo, ya que cuando dejaban la relación, él la tenía controlada 24 horas a través de sus amigas.

Dulce - Deluxe

Para Dulce ha sido muy duro perder la amistad de Isabel madre, ya que para ésta era sus manos y sus pies, y para Dulce, una hermana. La confianza era total y absoluta y Dulce nunca sintió estar trabajando, sino formando parte de una familia.

Su historia parece de película: Dulce pierde a su madre con 13 años, y se queda con sus cuatro hermanos. Gran fan de Isabel Pantoja, va a todos sus conciertos en Barcelona, en Montjuic, y en uno de ellos, con 19 años, Isabel le propone en su camerino que vaya a vivir con ella y se convierta en una especie de asistente. Dulce acepta y se convierte en la mano derecha de la tonadillera. Estaba disponible las 24 horas, y entre otras muchas cosas, llevaba al colegio a Kiko, que entonces tenía 3 años para 4. Isabel pagaba a Dulce 30.000 pesetas más pagas – en los últimos tiempos el sueldo era de 600 euros-  y la dio de alta en la Seguridad Social. Vivía en la casa – Sevilla o Madrid, no estuvo mucho en Cantora – y además de comer allí, Isabel le daba ropa. No tenía día libre al principio pero a Dulce no le hacía falta porque se sentía en familia y además Isabel la protegía mucho.

Dulce se deshace en elogios hacia Isabel madre, con la que tenía una confianza absoluta “es sencilla, cercana y divertida, y en cualquier momento se ponía a limpiar, aunque había personas para eso, y a cocinar”. También guarda muy buen recuerdo de María del Monte “era muy simpática y divertida” y no tanto de Encarna porque la vio muy poco y era muy seria, aunque un día exclamó “yo quiero una Dulce” refiriéndose a su valía.

Asegura Dulce que nunca se ha peleado con Agustín Pantoja y que nunca ha visto a éste tratar mal a Chabelita, pero que no se hablaban y eso era un poco incómodo en las comidas familiares. También ha querido dejar claro que Isabel ama a su hija por encima de todo, que tener una niña era su sueño y que nunca olvidará el tiempo que pasó con ella en Perú para tramitar la adopción – totalmente legal, quiso matizar Dulce- y la ilusión tan enorme de Isabel.

También señaló que aunque se ha hablado de ella siempre como “la niñera de Chabelita”, ésa no era su función definida, porque ella estaba en la familia para ayudar en lo que podía, fuese con los niños o con cualquier otra cosa.

Pero, la confianza y el cariño entre Isabel madre y Dulce, se rompió cuando ésta habló ante un micrófono por primera vez.

Aunque Dulce estaba de baja por la espalda, Isabel Pantoja la llamó para ver si podía hacer compañía a Chabelita durante su embarazo. La relación seguía espléndida. Pero, todo cambió cuando Dulce atacó a Kiko Rivera tras su duras declaraciones contra Chabelita en el Deluxe. Era la primera vez que Dulce hablaba con la prensa y encima para criticar a su hijo, así que la Pantoja se enfadó mucho. Aún así, ésta quiso hablar con ella cuando fue a Cantora a por parte de sus cosas, pero su hermano – no Agustín – se lo impidió a la tonadillera. Quién sabe si todo sería ahora distinto si hubiesen podido tener una conversación.

El momento más desagradable de la noche se produjo cuando Alejandro Albala entró en directo desde la puerta de su casa, para defenderse de las acusaciones de “vago” por parte de Dulce, a la que acusó precisamente de lo mismo, asegurando que era él el que tenía que hacer todo en la casa. Dulce le espetó que estaba todo el día en el sofá con la Play Station, pero él lo negó asegurando que era imposible porque la Play la tenía en Santander.

Alejandro señaló que Dulce le había utilizado como excusa para ir al Deluxe porque tenía muchas ganas de sentarse ahí, y que parecía que se había tomado unos cuantos “valiums” porque estaba muy prudente, que hable como habla en casa que dice lo más grande de la familia Pantoja “Todas las historias de la familia me las sé por ti” le dijo a Dulce.

Más desconcertante fue cuando Alejandro le espetó a Dulce “¡Di por qué la familia Pantoja te tiene tanto coraje!”. Nos dejó con la duda. ¿Habrá algo más que Dulce no ha dicho?

El fotógrafo Diego Arrabal señaló que Dulce podría haber hablado hace mucho tiempo, pero que nunca lo hizo ni aún ofreciéndole dinero. Coincide con Antonio Rossi en que los Pantoja la han tratado muy mal.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios