Kiko Matamoros ha acudido al Deluxe para confirmar su marcha de Sálvame, por consideración con la productora.

Kiko reconoce que es incómodo trabajar con alguien que le ha faltado al respeto a su mujer, refiriéndose a Mila Ximénez, pero tampoco quiere responsabilizar a nadie porque la decisión la ha tomado él por agotamiento y falta de ilusión por ir a trabajar, algo que entiende que es una puerta abierta a la infelicidad.

Recordemos que Makoke demandó a Mila Ximénez por sus ataques sin piedad contra ella durante el tiempo que estuvo trabajando en Sálvame.

Mila se negó a firmar un documento de conciliación que le presentó Makoke, por el cual se comprometía a no volver a difamarla y a pagar los gastos que había ocasionado la demanda. Mila asegura que Kiko desconocía los términos reales de ese documento, pero éste mantiene que era perfecto conocedor de su contenido.

Aunque ni Mila, ni Belén Esteban ni Kiko Hernández estaban en el plató, tuvieron la oportunidad de mandar un mensaje al ya ex colaborador, pero no lo hicieron, algo que le sorprendió desagradablemente.

Señala Kiko que en el programa había cada vez más visceralidad y concretó en la radicalidad de algunos defensores de Belén Esteban “algunos de sus defensores le hacen más daño que sus detractores”. Pero, fue más allá y pronunció unas palabras que, sin duda, van a tener una enorme repercusión: “Belén Esteban representa la España más tétrica” añadiendo que Belén es “enemiga de la inteligencia”. Para rematar, aseguró que no es que él se considerase culto “si fuese culto, no hubiera trabajado aquí”  algo que hubiese merecido algún que otro abucheo por parte de sus compañeros y de propio presentador, porque no les dejaba en muy buen lugar. “Gracias” le dijo Jorge Javier, suponemos que por no soltar algo más fuerte.

Muchos veíamos a Kiko Matamoros cada vez más desganado en el programa, pero creíamos que no podía permitirse economicamente dejarlo. A este respecto, ha señalado que sí es verdad que es más rentable estar en el programa, pero que era una “situación acomodaticia absurda” Ha reconocido que debe 1.000.400 euros a Hacienda, que le embarga el sueldo cada mes salvo una pequeña cantidad que dejan, y que quiere llegar a un acuerdo para que le reduzcan la cantidad que tiene que pagar.

Asegura que tiene dos ofertas laborales, una de radio para hablar de fútbol y política, que son los temás que realmente le motivan, y ha desmentido que su mujer haya recibido una herencia millonaria, aunque eso le pemitiría cumplir el que asegura que es su verdadero sueño: tener un club de jazz.

Guardar

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios