El que se hayan filtrado a los medios algunos mensajes de WhatsApp muy cordiales entre Andrea y Mª José Campanario, ha hecho estallar a Belén Esteban.

Belén está lógicamente indignada, tiene claro que la intención es dar a entender que su hija tiene relación con su padre a espaldas de ella, pero Belén asegura que sabía lo de los mensajes y que tiene confianza y amor por su hija, cosa que su padre no tiene.

Cuenta Belén que alguien de los Janeiro habló con Andrea y después esta persona le dijo a Jesús que la llamase porque había hecho la Selectividad. Así lo hizo Jesús, pero como la joven le dijo que aún no tenía la nota, le pidió a Andrea que cuando la tuviese se la mandase a Mª José por WhatsApp ya que él no tiene.

“Nadie tiene que sacar un WhatsApp de mi hija siendo menor ni que toda España se entere de la nota que ha sacado en selectividad” ha estallado Belén.

“Que pregunten en Ubrique cuántas veces han visto a mi hija, o en el colegio, que cuántas veces han ido” responde Belén que añade que lo que le duele de todo esto es que su padre lo permita y le exige que Mª José deje de filtrar mensajes y que dejen de hablar de Andrea, añadiendo algo en lo que todos estamos de acuerdo: “Bastante triste es que un padre que puede no le pague los estudios a su hija”.

Señala Belén que Campanario está vendiendo una película que no es real “para dejarme a mí mal” y advierte que es ella la que podría dejarles a la altura del betún “La última es tan gorda que a todos, tíos, abuelos y padre, se les tendría que caer la cara de vergüenza, pero por ella – Andrea- me callo”.

Chelo García-Cortés ha apostillado que el único responsable de todo esto es Jesulín, que es “un cobarde” que siempre se ha escondido tras las faldas de su mujer y Belén ha advertido que para ella es muy fácil desmontar todo esto, pero que se calla por Andrea “Ella no quiere, me lo ha pedido” asegura.

Creemos que no hay duda de que si ha sido Mª José la que ha filtrado los mensajes, ha sido un poco por “venganza” tras hacer pública Belén su conversación con ella.

Toño Sanchís no ha perdido la oportunidad de utilizar este nuevo frente abierto, para cargar contra su ex representada. En El Programa de Ana Rosa ha afirmado que Mª José Campanario era el puente entre Andrea y su padre, que había buena relación pero que la propia joven le confesó a Toño que muchas veces se lo ocultaba a su madre porque “ya sabes cómo es”.

De hecho, ha resaltado que el mensaje Andrea dice “dile a papá” y que eso denota cercanía, que si hubiese distancia hubiese dicho “dile a mi padre”.

Entonces, ha venido el mayor ejercicio de cinismo que hemos visto en los últimos tiempos, cuando Lequio le ha dicho que cuando representaba a Belén su versión era bien distinta, a lo que Toño ha contestado que él “nunca ha sido partidario de sacudir al padre”. Claro, Lequio le ha replicado que los comportamientos que ahora condena, antes los estimulaba porque era la mejor forma de facturar.

En otro orden de cosas, se preguntaba Lequio qué relación profesional unía a la madre de Miguel, la pareja de Belén Esteban, con ella. Toño apuntaba a que trabajaba en la gestoría que lleva ahora a Belén, pero ésta lo ha desmentido “La madre de Miguel trabaja como limpiadora en un Centro Educativo” ha dejado claro Belén, muy enfadada porque se hable de la familia de su novio.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios