Sin pensarlo, El Programa del Verano de Telecinco se ha apuntado el bombazo del verano con la entrevista telefónica a José Antonio, tío de Rocío Carrasco.

El marido de Gloria Mohedano intervenía en el programa que conduce Joaquín Prat, para opinar sobre la llamada a Rosario Mohedano como testigo de Rocío Carrasco en la macrodemanda que ha interpuesto contra Antonio David Flores. Este hombre habla poco, pero cuando habla sube el pan y hasta el euribor.

José Antonio reconocía que habían metido a Rosario en este charco porque “es demasiado buena y no sabe decir que no”.

Rosario - El programa del verano - Rocío Carrasco - José Antonio

José Antonio entiende que no puede haber testigos de un “maltrato psicológico continuo durante 17 años” como dice su sobrina Rocío, y que imaginemos cómo le va a sentar a Ro y David que Chayo declare para meter en la cárcel a su padre.

Pero, lo fuerte vino cuando José Antonio reconoció que había mentido en el procedimiento eclesiastico de la nulidad matrimonial de su sobrina “me arrepiento de haber declarado a favor de Rocío” añadiendo que insinuó de alguna manera que Antonio David no quería que su mujer tuviese a su segundo hijo, algo que es mentira.

Por si no eran suficientemente explosivas estas declaraciones, confesó que estaría dispuesto a testificar a favor de Antonio David en este juicio “diciendo la verdad”.

Admite que no pidió perdón a Antonio David porque empezó a tener más contacto con él a raíz de pedirle que si podían ver a los niños porque ni él ni su esposa Gloria Mohedano, veían la manera de hablar con ellos porque siempre estaban “duchándose o durmiendo” algo en lo que coincide con Gloria Camila, que ha comentó en su momento que cada vez que llamaba a sus sobrinos, su hermana Rocío le decía que estaban en la ducha o en la cama ¡a las 8 de la tarde! Vamos, que debían ser los niños más limpios y más descansados de España.

Sobre el aspecto tan dejado que tenía Rocío Carrasco en la vista del juicio, José Antonio pregunta si en todos estos años la hemos visto con el pelo sin teñir y desarreglada, y quitándose las gafas de sol para que viéramos el sufrimiento en sus ojos. Vamos, que era algo premeditado – como el corte de pelo de Toño Sanchís cuando le demandó Belén Esteban – añadiendo que no tiene nombre que no se acercase a su hijo en los juzgados.

Para finalizar, José Antonio mandó a su sobrina un desgarrador mensaje “si en el pecho no tiene un músculo y tiene un corazón, que lo escuche y retire la demanda”, que cuanto más gane en ese juicio más perderá ella y que la única oportunidad que tiene de que algún día sus hijos le den un beso, es que retire la demanda  y que piense que cuando sea mayor no tendrá a una personita que le diga “te quiero mucho, abuelita”.

El periodista Pepe del Real ha afirmado que, aunque se ha mantenido en un plano absolutamente discreto que va a mantener, Gloria Mohedano está, al lado de su marido y muy afectada. Piensa lo que diría su hermana Rocío Jurado si viese que sus nietos no se hablan con su madre. aunque Joaquín Prat ha señalado que si Rocio Jurado viviese, nunca se habría llegado a esta situación.

Chayo, que actuaba en el municipio toledano de Valmojado, no quiso hacer declaraciones cuando fue preguntada por los periodistas “llevo cinco años sin hablar y así voy a seguir” aseguró.

Esto va a hacer correr ríos de tinta. ¿Qué opinan nuestros lectores de la voluntad de José Antonio de testificar en contra de su sobrina Rocío Carrasco? ¿Qué ha podido pasar para que hasta la familia más directa de Rocío se ponga en su contra? ¿Ha hecho bien en interponer una macrodemanda contra el padre de sus hijos que puede llevarle a la cárcel? ¿La perdonarán sus hijos algún día?

Guardar

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios