El matrimonio de Antonio David y Rocío duró poco más de cuatro años, sin embargo, superan ya los diecisiete de enfrentamientos y desencuentros y nada indica un final próximo.

Es más, la situación se recrudece y acabe como acabe, va a acabar mal. Porque nadie puede poner en duda que Antonio David es un padrazo que vive entregado a sus hijos, pero también fue visible el sufrimiento de Rocío Carrasco a la salida de los Juzgados.

Rocío ha tenido que retirar la demanda que interpuso contra su ex marido  por incumplir el acuerdo de custodia, no devolviendo a su hijo este verano. El litigio ya no tenía sentido ya que David tiene 18 años y es él quién decide sobre su vida. La jueza le explicó que o retiraba la demanda o se archivaba, asumiendo ella los gastos, así que decidieron retirarla.

Según el testimonio de Antonio David y su abogado, el joven David se levantó para saludar a su madre al verla pasar, pero ella apartó la cara y siguió andando. Al parecer, según leemos en esdiario.com es un muchacho muy sensible y cariñoso y le ha afectado mucho este rechazo.

También se señala en este medio que Rocío no sale de casa por temor a ser increpada y que las canas que se le vieron a la salida del juzgado son debidas a que no va a la peluquería porque la llaman “mala madre”. Igual este último extremo es un pelín – nunca mejor dicho – exagerado, porque hoy en día no faltan las peluqueras a domicilio y seguro que ella tiene una de confianza que la teñiría el pelo donde le viniese mejor.

Lo que es extraño es que Rocío esperase hasta octubre para acudir a la justicia, ya que estaba claro que cualquier resolución judical llegaría cuando el chico ya fuese mayor de edad. También que no intentara ponerse en contacto con él siendo que tiene móvil y podría hablar directamente con su hijo.

Eso sí, sigue adelante la macrodemanda contra Antonio David por un delito continuado de maltrato, de hecho, Rocío ha tenido que volver a los juzgados para someterse a una evaluación psicológica que duró cinco horas.

En El Programa del Verano de Telecinco hemos podido ver unas imágenes en las que Antonio David aparecía llorando mientras hablaba por teléfono y según contaron en el programa, su emoción se debía a que su hijo le estaba agradeciendo su apoyo en su determinación de no volver a casa de su madre y quedarse a vivir con él, aunque esto le haya ocasionado problemas con ella.

Sobre qué habrá llevado a Rocío Carrasco a enfrentarse a Antonio David en los juzgados, su gran amiga Terelu Campos ha declarado que se tenía que defender porque, de alguna manera, estar en silencio le hacía parecer culpable.

Comentar

Comentarios