Tras sus confesiones en el programa de Bertín Osborne, Rosa López ha ocupado la portada de Cuore.

Mientras prepara su nuevo disco, con el que dice empezar de cero tras superar una racha en la que pensó en abandonar definitivamente la música,  Rosa graba su rutina de ejercicios en un parque de Madrid para un programa que muchos estamos esperando con verdadero entusiasmo, su propio reality en el canal Ten “Soy Rosa” al estilo de el de Tamara Falcó o Ana Obregón. Personalmente, no me pierdo estos programas.

A todos nos dejó anonadados el testimonio de Rosa López en el programa Mi casa es la tuya de Telecinco, donde confesó a Bertín Osborne lo que realmente le ocurrió cuando saltó la noticia de que se había quedado sin voz.

Tras participar en Eurovisión, en mitad de una gira tremenda, una componente del equipo de la gira se empeñó en traerle a Rosa un médico – o supuesto médico- a pesar de que la cantante le insistía en que se encontraba perfectamente. Rosa cuenta que ese hombre, le inyectó en el gluteo una sustancia de un bote azul y blanco. Después de esto, al tercer concierto comenzó a asfixiarse e incluso perdió el conocimiento y se pasó ocho meses sin poder hablar, comunicándose a través de una libreta.

Para complicar aún más las cosas, ningún médico se atrevía a operar, y finalmente el único que asumió la responsabilidad de intervenir, salvándole la voz, fue el Dr. Pablo Muñoz Cariñanos, de que Rosa reconoce que estuvo enamorada de verdad.

La verdad es que nos quedamos con varias preguntar en el aire. ¿Por qué no exigió responsabilidades a la persona que le trajo al ¿médico? y buscó a éste para aclarar sí de verdad lo era y qué sustancia le había inyectado? ¿Porqué confiesa esto ahora y no lo denunció en su momento?

En el programa también afirmó sentirse avergonzada de cómo era en sus inicios, y de que lo único que había hecho en su infancia y adolescencia era limpiar sin salir practicamente de su casa. La protección de su familia era excesiva y cuando llegó a Operación Triunfo, con 20 años, no había besado a ningún chico ni se había depilado nunca.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios