Fin de semana de malas, muy malas noticias, con el fallecimiento de Eugenio Ortega Cano, Beatriz, pareja de Alejandro Rubio y el actor Rikar Gil.

Este domingo, el segundo de los hermanos Ortega Cano, fallecía en el Hospital Infanta Sofía de Madrid. A pesar de que llevaba años enfermo, con complicaciones a causa de la diabetes que padecía y una afección cardiovascular, su muerte a causa de un fallo cardiaco ha pillado por sorpresa a la familia, tanto es así que José estaba de viaje fuera de España, aunque su hermano Paco ha explicado en el tanatorio que ya estaba de camino.

Rikar Gil

Por otro lado, este sábado nos dejaba el actor barcelonés Rikar Gil, al que hemos podido ver en series tan populares como Herederos, El Ministerio del Tiempo o El Caso. Un accidente de moto ha acabado con su vida a los 40 años cuando se dirigía a la sala de teatro en Madrid donde representaba desde hace dos años la obra “Una noche como aquella”.

Los mensajes de duelo de sus compañeros han sido numerosos, ya que era una persona muy querída en la profesión. Además, se mostraba cercano y sencillo en su web, merece la pena leer la descripción que hacía de sí mismo.

muere pareja Alejandro Rubio

El sábado por la tarde, Mª Teresa Campos expresaba su pesar por el fallecimiento de Beatriz, la pareja del que siempre considerará su yerno, Alejandro Rubio, ex marido de su hija Terelu y padre de la hija de ésta. Beatriz tenía sólo 37 años y se la ha llevado el cáncer, “esta maldita enfermedad que se nos lleva a tanta gente, y tanta gente buena” señaló Terelu, que no podía contener las lágrimas, y que mantiene una extraordinaria relación con su ex marido que se extendía a la finada.

ALEJANDRO RUBIO - 2

Mª Teresa envió un precioso mensaje a su yerno “si creemos que existe algo más, querido Alejandro, tenemos un ángel por ahí mirando por nosotros”.  Se puede ver el vídeo pinchando aquí

Recordemos que en la primera entrega de Las Campos, la propia Terelu reconocía que tenía que haber hecho caso a su madre y aguantar un poco más con Alejandro.

Descansen en paz.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios