Vaya por delante que a los colaboradores de Sálvame y de Sábado Deluxe les parece mal TODO lo que diga María Lapiedra. Si pidiese la paz en el mundo también les parecería mal.

Precisamente esto es lo que motivó que María Patiño tuviese que abandonar el plató llorando tras discutir con Jorge Javier cuando éste no pudo más y pidió que si sabían algo sobre este asunto que hacía que estuvieran tan de uñas contra María Lapiedra y tan combativos con su relación con Gustavo, que lo soltaran de una vez, porque sino, lo único que estaba viendo la gente era a “cuatro brujas, a cuatro amargadas, en contra de esta pareja, tendriais que ver la cara que tenéis”.

Jorge Javier quería, como media España, que hiciesen pública de una vez la información que tienen y que les hace tener tanta inquina hacia María Lapiedra. Porque ahora mismo no se entiende nada porque ella habla muy claro y los periodistas se quedan en insinuaciones, medias palabras e ironías. Si ellos desvelasen de alguna manera lo que saben, tal vez entenderíamos su animadversión hacía María Lapiedra y su incredulidad hacia su relación con Gustavo González.

Patiño contestó que no iba a traicionar a Gustavo ni a hablar de los hijos de sus compañero, así que iba a ser una bruja de por vida. Visiblemente afectada por el rapapolvo de Jorge Javier, no pudo evitar las lágrimas y tuvo que abandonar el plató.

Pensaba María Lapiedra que con la noticia que traía esta noche, convencería al batallón de escépticos que tenía enfrente, pero nada más lejos de la realidad. Eso que venía con el convenio de divorcio firmado por ambas partes. Su ya ex marido no se ha salido con la suya de tener una pensión compensatoria, pero a cambio María ha tenido que ceder mucho.

Mark Hamilton ya no está en la casa de su ex, se ha marchado a la de sus padres y el lunes, con María presente, tendrá que sacar sus cosas del que era el hogar conyugal. Por supuesto, ella ha cambiado la cerradura, así que ya no tendrá que darle 50 euros para que se vaya cuando llega Gustavo.

Parece que ahora Mark está pidiendo trabajo a Cazamariposas y las productoras, ya que antes no le interesaba para poder pedir la pensión compensatoria, pero no le salido bien, como tampoco ha conseguido el disparate que pretendía incluir en el convenio de divorcio y que su propia abogada le tuvo que quitar de la cabeza: una clausula por la cual si cualquiera de los dos tenía un hijo, tenía que dar al otro 500.000 euros. 

El convenio fija que María y Mark  se harán cargo del colegio y la mutua médica de las niñas al 70 y 30% respectivamente. Otro disparate, pero nada comparado con la primera petición de Mark: 90% María y 10% él.

La otra clausula importante es que María tiene que pagar a Mark 205.000 euros por la parte de la casa que le corresponde. Hasta ahí, sería normal, pero es que María ha pagado cada mes la hipoteca con su dinero porque Mark no trabajaba. Así que se da la paradoja de que María tiene que volver a comprar su propia casa. Este lunes tiene que darle a su ex marido 60.000 euros.

Cuenta también María que la semana pasada, estando las niñas en Madrid con ella, Mark le llamó y le dijo que dejase a las niñas con Gustavo y fuese a Barcelona a firmar el convenio que le iba bien a él, y que entonces le daría el permiso paterno que necesitaba María para que las niñas viajasen en avión a Eurodisney, un viaje que tenían programado desde febrero. Ella, lógicamente, no aceptó, perdió los cuatro billetes de avión y el hotel y las niñas tuvieron que hacer el viaje en coche, 14 horas de ida y 14 de vuelta.

Concluyó la entrevista Gustavo González, confirmando que su ex mujer ha recurrido la demanda de divorcio a pesar que en un primer momento se realizó de mutuo acuerdo. Esto significa que el proceso se va a alargar más de lo esperado, reconociendo Gustavo que lo está pasando muy mal “mi prioridad son mis cuatro hijos y no puede estar con ellos todo lo que me gustaría ni darles todo el cariño que quiero” afirmando que así, a pesar de lo bien que está con María, no puede ser feliz.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios