Belén Esteban estuvo este domingo en el programa Viva la Vida explicando que por la tensión acumulada le ha dado un pequeño bajón.

El estado de ánimo influye mucho en sus niveles de azúcar, a pesar que desde diciembre lleva una bomba de insulina con la que ha mejorado su calidad de vida y por la que ha mostrado su agradecimiento a la Seguridad Social. Recordemos que Belén Esteban tiene 44 años y es diabética desde los diez.

A Belén le parece alucinante que Toño vaya al psicólogo cuando es él el que se ha llevado el dinero, que es mucho más de lo que Belén ha podido demostrar con documentos “no tenía ni un papel” y que ascendería en total a 1.800.000 euros. Y recuerda que la deuda con Hacienda, que ya ha pagado, la generó él.

También insiste en que se aprovechó de la época en la que peor estaba, en 2011, que fue cuando más dinero se quedó, hasta que por fin, un día, David Valdeperas, Raúl Prieto y Jorge Javier Vázquez se reunieron con ella para decirle que si seguía así se iba a morir “y me buscaron el mejor médico”. Gracias a ellos y a su fuerza de voluntad, logró salir del agujero en el que se encontraba.

En la edición del sábado de Viva la Vida, además de comentar la realidad paralela en la que parece vivir Toño Sanchís, en la que es él el traicionado, Makoke explicó que va a ser difícil que Belén Esteban cobre los 600.000 euros a los que han condenado a Lorant, la empresa de representación de Toño, porque su único bien en la casa, que está valorada en 650.000 euros aunque hace poco se ha vendido una igual en 500.000. Si sale a subasta saldría en unos 450/500.000 euros, pero se debe de hipoteca 350 mil euros y el primero que cobra es el banco, por lo que, en el mejor de los casos, si sale a subasta la casa Belén conseguiría unos cien mil euros.

Sin embargo, Belén Esteban matizó que Toño pagó la casa en metálico, y que después la rehipotecó y que lo que se debe al banco no llega ni a doscientos mil euros. Pero, Belén insiste en que Toño era socio de su mujer, que tiene otras empresas y que sabe que va a pagar “no puedo decir más, pero me va a pagar” aunque si no pudiese cobrar todo, le vale con la satisfacción de decir que ha ganado.

La periodista Pilar Vidal ha señalado que están aconsejando a Lorena, la mujer de Toño, que llame a Belén e intente llegar a un acuerdo con ella. Por supuesto, ésta ha dejado claro que ya no hay posibilidad de negociación “yo lo quise arreglar al principio, pero como hemos ido a juicio, ahora, a pagar”.

También se ha confirmado durante el programa que Lorena ha demandado a la cadena porque no es una persona pública y se ha vulnerado su honor.

La conclusión de Belén es clara y es lo que más o menos todos pensamos: Toño Sanchís podía haber vivido muy bien como representante de Belén Esteban y otros famosos, pero le pudo la avaricia.


Foto | Twitter de Viva la Vida

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios