Un teléfono mal colgado jugó una mala pasada a Carmen Gahona, que ha acudido al Deluxe para puntualizar sus palabras.

Y es que, la muerte de la madre de Chiquetete, doña Manuela, ha reabierto viejas heridas y ha provocado otras.

Tras conversar con el programa Sálvame Carmen Gahona no colgó bien el teléfono y se pudo escuchar cómo se refería a Bernardo Pantoja de la siguiente manera: “A la maricona está a ver si le cortan la otra pierna y el nabo para que tenga que arrastrarse por el suelo”.

carmen-gahona-deluxe

No fue la única perla que soltó Carmen Gahona, a la que se le escuchó decir a su pareja, Chiquetete ” La Anabel es mala, eh, Pantoja, claro” y ” con tu hijo Antoñito vamos a tener problemas, quiere el piso por coj…”.

Para poner el broche de oro a esta rajada en toda regla, explicaba Carmen a Chiquetete lo conveniente que era que hablaran de una aunque fuese mal “Que hablen me conviene, eso se llama cebos, la televisión funciona así, cuanto más hablen de ti más te pagan”.

Sin embargo, de lo único que se arrepiente Carmen es de sus palabras hacia Bernardo “lo dije ofuscada, a raíz de unos comentarios de unos amigos cuando estaba desayunando en un bar”. El resto de afirmaciones, las corrobora.

A Carmen le asombra qué Anabel Pantoja se ponga ahora a  defenderlo “Anabel no quiere a su padre” y asegura que si no fuera porque la mujer de Bernardo es una buenísima persona estaría tirado por ahí.

Carmen asegura que Manuela y su hijo, Chiquetete, siempre ayudaron a Isabel Pantoja “le pagaron el disco, le compraron los trajes, les daban dinero para comer, que su madre, ya me diréis, vendiendo melones…”

Carmen acusa a Antonio, hijo de Chiquetete, de estar interesado solo en el piso de su abuela, cuando no ha ido a verla cuando estaba enferma ni tampoco al entierro, al igual que su hermana Rocío, que ha criticado duramente a la pareja de su padre, asegurando que lo tiene manipulado y que es una mala persona. Mientras que Carmen asegura haber cuidado al máximo a su suegra, haberla mantenido y dado dinero – y bastante- para sus caprichos, como loterías y demás juegos de azar, ellos sostienen todo lo contrario, afirmando que se han portado fatal con ella, que les daba asco y que sólo les interesaba por el piso y porque tiraban con su dinero.

Carmen carga duramente contra ellos “He ayudado mucho a Rocío, y a Antonio le conviene callarse, como mi marido sufra más, que tenga cuidado conmigo”.

Carmen excluye de esto a Francisco, el otro de los hijos mayores de Chiquetete, del que habla muy bien.

Precisamente, tanto María Patiño como Chelo, han confirmado que ya hace dos años, un hijo de Chiquetete se puso en contacto con ellas para decirles que Carmen Gahona tenía a su padre “casi secuestrado”.

Tras un intermedio, Carmen quiso suavizar algo sus palabras “Yo no quiero hablar mal, esto ha pasado porque conmigo se han portado mal, me ha dolido muchísimo lo que han hecho con su abuela” añadiendo que que Chiquetete “no se pone de parte de ninguno”.

Hubo un momento de tensión cuando le pidieron a Carmen que contara más del clan Pantoja y ésta respondió “yo voy contando poquito a poco, como Carmen Borrego, y así entro aquí” algo que sentó muy mal a la aludida, que se levantó para recordarle a la invitada que lleva 30 años en esta profesión.

También hubo tensión cuando Carmen Gahona exclamó que no podía ni ver a Paz Padilla “es muy mala profesional, se posiciona, no es neutral”. A Jorge Javier esto no le gustó y defendió a su compañera “como ella haría conmigo”.

Para terminar, Carmen afirmó que iba a vender su piso y se iba a marchar con Chiquetete a Cuba. No sabemos si lo dijo en serio o en broma.

Por cierto, una vez más Sálvame ha obrado el milagro. Igual que ocurriese con Aramis Fuster, Carmen Gahona llego al programa con andador debido a una grave caída y durante el programa se puso a andar sin dificultad. ¡Aleluya!

Comentar

Comentarios