Afortunadamente, Mª Teresa Campos ya ha sido dada de alta y ha tenido una vez más el magnífico gesto de salir por la puerta principal y hablar con los medios.

Amable y emocionada porque la gente ha vuelto a demostrarle su cariño. Forma parte de nuestras vidas y eso es algo indiscutible.

Ha querido dejar claro la periodista que no quiere pasar por una persona enferma, muy al contrario, siente que tiene buena salud y mucha suerte, tras haber superado dolencias tan graves como un ictus y un cáncer, ya que ha decidido dejar atrás su aprensión a la hora de pronunciar el nombre de esta enfermedad.

Reconoce que tomó la decisión de acudir a Urgencias “estaba rabiando de dolor” y que cuando el Dr. Calleja se sentó a su lado y le dijo “tenemos que operarte ahora mismo” sintió mucho miedo.

teresa-campos-carmen-deluxe

A este respecto, su hija Carmen declaró en Sábado Deluxe que le parece muy importante que cuando una persona supera un cáncer, lo diga en voz alta, porque eso ayuda a mucha gente.

La mala suerte, bueno, más bien será el frío y el ambiente hospitalario, hizo que Bigote cogiese una gripe que hizo que sólo pudiese estar junto a María Teresa los dos primeros días. En cuanto comenzaron los síntomas, el médico mandó a casa al humorista, y la pareja tuvo que comunicarse mediante whatsapp y videollamadas, como en los inicios de su relación. Incluso ya en casa, tienen que estar con mascarilla, así que ha sido un regreso al hogar algo accidentado.

El momento más emocionante se produjo cuando Mª Teresa no pudo evitar las lágrimas al hablar de sus hijas “lo que mis hijas, una vez más, han significado para mí” dijo con la voz entrecortada.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios