Parece que Arantxa Sánchez Vicario está pasando estos complicados momentos en casa de su hermano Emilio en Miami.

En el programa Viva la Vida de Telecinco, han contado que Josep Santacana firmó, presionado por las sospechas de la familia de Arantxa, la separación de bienes y unas capitulaciones matrimoniales en las que ambos renunciaban a una pensión compensatoria y a reclamar absolutamente nada,comprometiéndose además a guardar silencio sobre su vida y sobre sus familias. Con la separación de bienes, estos serían siempre propiedad del que fuese titular del mismo. Pues bien, la defensa de Arantxa quiere demostrar que estas capitulaciones han quedado anuladas de alguna manera porque su marido acabó administrando el patrimonio, y que los bienes que tienen se han adquirido con el dinero de la tenista.

Pues bien, este lunes van a declarar en el despacho de los abogados de Santacana, personas relacionadas de algún modo con dichas propiedades – un apartamento que está a la venta por 410.000 euros y un doble ático de súper lujo aún en construcción por el que han abonado una señal- como pueden ser promotores y hasta instaladores de cable y luz.

El periodista Diego Arrabal ha señalado que también puede ser que a Josep Santacana le hubiesen ido bien las empresas, que el dinero que ha estado moviendo no tiene por qué ser de Arantxa. Además, asegura que fue la propia tenista la que filtró a una periodista la noticia del divorcio y todos los detalles que se han contado y que a pesar que la Corte de Miami ha puesto un mediador para el espinoso tema de los niños, el padre lleva un mes sin verlos y sin saber dónde están.

También se ha puntualizado en el programa que en ningún documento aparece que Santacana pida la custodia total de sus hijos ni que alegue para ello que Arantxa no están en condiciones psicológicas para cuidarlos. Lo que de verdad habría pedido es la custodia compartida.

La periodista Elia Gonzalo ha conseguido hablar brevemente con Arantxa por teléfono. Ésta ha declarado que la situación es “muy desagradable” pero que está tranquila ya que confía plenamente en sus asesores y en la justicia.

Yolanda, ex pareja de Santacana, dice de él que es “un encantador de mujeres pero malvado” que estuvo dos meses con las dos a la vez y que se enteró de lo de Arantxa por la televisión “me dijo que me quería pero que tenía que pensar en solucionarse la vida. Quería seguir viéndome, pero yo no le seguí el juego, yo no quería ser la otra”.

La familia de Santacana ha cargado contra la de Arantxa, culpándoles de la separación y de querer quedar bien a toda costa haciendo quedar a los demás “como una mierda”. Dicen que han aguantado mucho, tanto de la tenista como de su familia.

El peluquero Alberto Cerdán, íntimo amigo de Arantxa, estaba presente en el plató de Viva la Vida y ha comentado que nunca vio nada extraño en la pareja y que les veía realmente bien, formando una familia unida y cariñosa. Aunque, a tenor de los acontecimientos, entiende que ella ha estado “engañada y enganchada”. Él también ha hablado con la tenista y afirma que la ha notado “tranquila y fuerte”.

Recordemos que no es el único frente abierto para Arantxa y su ex marido, ya que el Banco de Luxemburgo pide prisión para ellos por no devolver el préstamo que pidieron para pagar a Hacienda. Serían 7 millones y medio de euros que, según la entidad, pueden pagar porque disponen de fondos, acusándoles de alzamiento de bienes y de instalarse en otro país para tratar de eludir la justicia.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios