El comentario de Toño Sanchís ante el reportaje de Belén Esteban ha sido “parece un bocadillo de panceta”.

A todos nos extrañaba la ausencia de Belén Esteban en Sálvame, y los rumores se habían disparado.

Se apuntaba a una crisis sentimental con su pareja, de un enfado con sus jefes por bajarle el sueldo debido a un supuesto declive profesional…

Todo lo ha desmentido Belén. Sobre su contrato, asegura que no ha habido ningún problema con él, pero le molesta mucho que se haya especulado sobre lo que cobra. Precisamente, Se habló de una cantidad que llegaba a los 30.000 euros mensuales, casi 5 millones de pesetas. Pero, Belén lo desmiente tajantemente y sus abogados han enviado un burofax para pedir una rectificación o tendrán que enfrentarse a una demanda.

En cuanto a una crisis con Miguel… nada de nada, están muy felices aunque no piensan en boda hasta que no se solucionen todos los temas judiciales de Belén.

La razón de su ausencia eran las pruebas médicas a las que se ha sometido para la implantación, en un par de semanas, de una bomba de insulina, un dispositivo parecido a un móvil que llevará en la tripa y que le suministrará insulina continuamente a través de un catéter.

Belén asegura que no ha tenido ningún problema con sus jefes, que ante todo son amigos, y que está muy contenta con su trabajo. Tampoco le parece mal no haber presentado nunca Sálvame, porque no se siente capacitada para una responsabilidad tan grande.

Sobre su supuesto declive profesional, afirma que las personas que están esperando su caída tendrán que esperar, y que prefiere no pensar que hay un traidor entre sus compañeros que filtra informaciones sobre ella “yo prefiero no dudar de nadie”.

Ya en el terreno judicial, aunque pidió la ejecución provisional de la sentencia y el juzgado ha embargado provisionalmente la casa y los bienes que están a nombre de la sociedad de Toño Sanchís, hay que esperar a que la justicia se pronuncie sobre el recurso que éste ha interpuesto. Si no prospera, se ejecutará el embargo y Toño, entre otras cosas, se quedará sin casa, algo que no preocupa a Belén “el que va a dejar a sus hijos en la calle va a ser él” y reitera que no quiere su casa, quiere el dinero que le debe “el que he podido demostrar, porque en realidad es más” un dinero que Belén usará para pagar a Hacienda.

Pero, Belén va a ir más allá, porque cuando el juez se pronuncie definitivamente, va a demandar a Toño por lo penal. Por cierto, Belén considera “una provocación” que Toño diga que echa de menos a gente de su familia.

Sobre Jesulín, afirma que su relación es nula, al igual que con Mª José, cuya situación no le provoca ningún sentimiento “lo único que sí espero, y lo digo de verdad, es que se ponga bien”.

En el programa Morning Glory de Radioset, Toño Sanchís ha afirmado sobre el reportaje que le da mucha pena “por la nieve, yo que soy de la sierra, de Cercedilla. Parece un bocadillo de panceta en mitad de la nieve” añadiendo que “aunque la mona de vista de seda, mona se queda”.

Desde luego, es difícil hacer unos comentarios más desafortunados.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios