La reconciliación entre Bertín Osborne y Paco Arévalo es ya pública y oficial, y se produjo durante el programa “Mi Casa es la Tuya”.

Si el enfado fue público, la reconciliación también tenía que serlo. Los espectadores nos lo merecíamos. Por supuesto que el reencuentro estaba preparado, pero es que no podía ser de otra manera.

Como los invitados eran el reparto de la nueva película de Alex de la Iglesia “Perfectos desconocidos”, todos, Bertín incluído, siguieron el argumento de la película y dejaron sus móviles en la mesa comprometiéndose a poner el manos libres en todas las llamadas que recibieran.

bertin osborne y arevalo

En un momento dado, sonó el móvil de Bertín y la llamada era de Arévalo, que le decía que estaba en Madrid y que le encantaría ir a verle y darle un abrazo. Bertín le contestó “Pues venga, vente” y poco después el humorista aparecía con un ramo de flores, fundiéndose en un abrazo con el cantante.

Después de cenar, mantuvieron una charla en la que Bertín insistió en que el enfado no era para tanto pero que Arévalo lo empeoró todo yendo a varios programas de televisión. Entiende Bertín, fue ahí donde se empezó a liar “todo el circo”. El humorista se defendía asegurando que él fue a la tele a hablar de su mujer y de su vida y en un momento dado le pusieron la foto y tuvo que contar lo sucedido.

En lo que coincidieron es en desmentir que haya un trasfondo económico de por medio, y Bertín quiso puntualizar que si Arévalo está a veces al principio de los programas de Mi Casa es la Tuya es porque se siente cómodo con él y que el director del programa está de acuerdo y le parece buena idea contar con él.

Por cierto, Arévalo comentó durante la entrevista que Belén Esteban le había defendido mucho y habla maravillas de ella “hay que conocerla como es, es un pedazo de pan, por eso la gente la quiere” dijo.

Comentar

Comentarios